català | español | english
Estás en: inicio >> aceite de oliva >> historia
El aceite de oliva es, sin duda, la ofrenda más valiosa que nos ha dejado la cultura grecolatina
El aceite de oliva es, sin duda, la ofrenda más valiosa que la cultura grecolatina ha dejado a los países del Mediterráneo.

Aparte de ser un alimento fundamental, el aceite de oliva era considerado un producto básico en medicina, higiene y cosmética. Actualmente hay una recuperación de estos usos.

historia
El aceite de oliva es un elemento fundamental de la cultura de los países mediterráneos. El origen del cultivo del olivo se remonta a hace más de 6.000 años y existen indicios de su uso aún más atrás en el tiempo. De hecho, muchos pueblos del Mediterráneo basaban su economía en el comercio del aceite de oliva. Se sabe que el aceite de oliva no era tan sólo un elemento clave en la alimentación de estos pueblos sino que, además, tenía muchas otras aplicaciones prácticas -terapéuticas y cosméticas- y de tipo simbólico, como las ofrendas a los dioses o la unción de los bebés.

El aceite de oliva era también de primera necesidad en las lámparas de iluminación doméstica y un elemento básico en la mayoría de recetas descritas en el primer libro de cocina que se conoce, elaborado por los romanos.

Desde entonces ha continuado siendo uno de los productos diferenciales de la cocina catalana y de todos los países del Mediterráneo, de modo que en el último siglo sus virtudes organolépticas y beneficiosas para la salud han extendido el uso al resto de países desarrollados.